Considera las Flores

abril 20, 2020

Una de las cosas “buenas” sobre nuestra actual crisis, leí esta semana, es que nos hemos dejado de preocupar por el cambio climático. 

Ahora nos preocupamos en cómo sobrevivir a nuestro arresto domiciliario  con nuestros hijos y esposos. Cómo prevenir que nuestra madre (abuela) no muera en un aislamiento temeroso en su asilo para ancianos. Cómo mantener al día la rutina del “Home schooling” (escuela en casa). Cómo hacer la compras. Cómo consolar a ese amigo, cuyo familiar fue una víctima del virus. Cómo mantenernos mentalmente saludables mirando viejos partidos de Fútbol, viejos trillers y viejos conciertos de Andre Rieu.

Aprendí algo sobre cómo (no) preocuparme la semana pasada en una “caminata de cordura” temprano en la mañana, alrededor del desierto centro de Amsterdam. Romkje y yo fuimos atrapados por las muchas exhibiciones de flores en las calles, en las cajas de las ventanas, en las farolas, en las escaleras, en las casas flotantes y en las ramas cargadas de flores, haciendo fielmente para lo que fueron hechas: traer color, belleza, variedad, orden, descanso, fragancia y una sensación de asombro en nuestro mundo problemático.

Siempre han estado allí, por supuesto. Como parte del fondo borroso, uno las registra vagamente mientras va en bicicleta o camina rápidamente hacia la próxima cita. Pero ahora, sin ciclistas que nos distraigan, automóviles o peatones, su presencia tranquila y colorida salta a la vista.

Parece que me llaman. Han estado esperando que reduzca la velocidad lo suficiente, aparentemente, para darme cuenta de que tiene algo para decir. “¡Escucha!” Susurran juntas. “No somos solo bonitas decoraciones. Nosotras (y toda la creación) tenemos cosas para decirte, si solo pudieras escuchar. 

Ok, les escucho.

Pan comido

“Bueno, primero: ¡Amamos la luz! Le debemos todo a la luz. Sin luz no podemos crecer. Eso es pan comido aun para flores sin cerebro como nosotras. ¿Por qué es que los hombres aman la oscuridad? ¿Qué hace que ustedes los humanos piensen que no necesitan la luz que viene de arriba? ¿Que ustedes pueden decidir sus propias reglas? Piensa en eso: ¿Qué está mal con ustedes los humanos? ¡Amen la luz! ¡Obtengan toda la luz que puedan!

A medida que cada uno de nosotros sube hacia la luz, señalamos al Genio Creativo detrás de nuestra existencia. Él todavía está allí, todavía aquí, siempre mirando, siempre presente, siempre sosteniendo. ¡Él es el Señor sustentabilidad! Él inventó todo lo verde. Todos los colores del arcoíris. Y muchos más que no puede imaginar. Cada uno de nosotros es un signo de trascendencia, un testigo silencioso de una imagen más grande que provoca la pregunta: ¿De dónde viene la belleza? ¿ Por qué debería existir una belleza como la nuestra si todo es solo un accidente aleatorio de chance mas tiempo?

“Nosotras las flores enriquecemos las vidas humanas. Levantamos el espíritu del hombre. Muy dentro de ustedes, todos lo saben, pero no pueden explicarlo. Traemos consuelo en los funerales y gozo en las celebraciones. “¡Dilo con flores!” Dicen ustedes.

“Cada una de nosotros es única. Venimos en diferentes tipos y colores, rosas, tulipanes, azafranes, narcisos, claveles, azaleas, crisantemos, dalias, ciclamanes, orquídeas, lirios y geranios, y mucho más. Pero así como ustedes humanos, somos creados con individualidad, por un Creador personal. 

En ningún otro lado

“Como flores, somos únicas de otra manera, como los humanos. No existimos en ningún otro lado en este vasto cosmos. Somos raras decoraciones cósmicas. ¿Mera coincidencia? Sus científicos piensan que un planeta similar a la tierra mas cercano  donde la vida así como la conocemos quizá sea posible, donde el agua acaso pueda existir en forma liquida como en el canal en la foto detrás de nosotros aquí, ¡es solamente a 22 años-luz de distancia!  Gran consuelo. A pesar de las fábulas de Star Wars y Star Trek, la realidad practica es que toda la vida tal como la conocemos no existe en ningún otro lugar que no sea en esta fina capa de atmósfera que envuelve nuestro planeta. Medita sobre esto durante el encierro.  

Las flores necesitamos nuestras raíces. Separados de ellas, estamos condenadas, incluso aunque nuestra belleza se mantenga por unos días. Las raíces son nuestra fuente de vida. ¿De dónde vino toda esta vida en primer lugar? ¿Y como sigue surgiendo, primavera tras primavera? No podemos reinventarnos ni diseñar nuestro propio futuro. Es extraño que tus inteligentes profesores no entiendan eso. Para nosotros la vida es mucho más corta que para ti. Que esta crisis te haga reflexionar sobre la vida y la muerte, y lo que es realmente valioso. Que los cielos más despejados y el aire más limpio durante este cierre inspiren un cambio en el estilo de vida de todos.

“Que nos escuchen a nosotros, al resto de la creación y a las palabras del Creador Encarnado, sin el cual nada se hizo”.

¿Y por qué se preocupan? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas. -Jesùs en Mateo 6.

Mis ojos se llenaros de lágrimas. Estas flores realmente me hablaron. 

 



Hasta la próxima semana,

Deja un comentario

Inscríbete a la Reflexión Semanal