Apps para Pascuas

abril 13, 2020

Los gobiernos alrededor del mundo esperan que algunas aplicaciones especiales ayuden a rastrear los contactos del Covid-19 y así contener la propagación del virus del virus. 

Mientras tanto, las siguientes cuatro “aplicaciones” que ha menudo comparto, para indicar como Dios ha estado trabajando en la historia de Europa, puede quizá tener un especial significados estas pascuas. 

Primero, la app de “la Voluntad de Dios”:

No, esto no implica que Dios envió el virus como un juicio. No podría saberlo. Esta “aplicación” es el reconocimiento de que la voluntad de Dios es siempre que su voluntad sea hecha. En otras palabras, nunca es su voluntad que su voluntad no sea hecha. Eso es lógico. Los cristianos no son fatalistas. No todo lo que pasa en el este mundo quebrantado es la voluntad de Dios. Muchas cosas suceden que no son la voluntad De Dios para la rea humana, y para sus individuos, pero que pueden ser las consecuencias del pecado y la desobediencia. Los Diez Mandamientos, por ejemplo, son una lista de instrucciones que promociones el florecimiento humano. Cuando es burlado, el resultado es el sufrimiento. 

Esta “aplicación” afirma que en ultima instancia Dios es soberano. Aun así él busca nuestra cooperación. Por eso Jesús nos anima a que hagamos nuestra parte y oremos para que la voluntad de Dios sea hecha aquí en la tierra, en Europa, en nuestra nación, así como en el cielo. Eso es lo que él quiere, y no que las cosas vallan de peor a peor. 

José le dijo a sus hermanos, “Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente”. Así que también Dios transforma las intenciones malas en buenas para su propósito, en maneras que confunden las expectativas humanas. De eso es lo que tratan las pascuas: De cómo un cruel instrumento de tortura fue transformado en una simbología de esperanza y sanidad; de cómo la muerte de un hombre trajo la posibilidad de vida para todos.

Segundo, la app del “trigo y la cizaña”:

La historia que nos deja Jesús sobre el trigo y la cizaña creciendo lado a lado en el mismo campo nos ofrece una imagen de la bueno y lo malo entrelazado a travez de la historia y la vida diaria. Las noticias y los medios tienden a enfocarse en lo malo (que vende periódicos y tiempo en el aire). Necesitamos aprender a encontrar dónde Dios esta trabajando silenciosamente y detrás de escena. ¿Qué es podría Dios traer de todo esta situación?

Esta crisis es una enorme tragedia humana, así como lo fue las Peste Negra, la Gripe Española y otras pandemia antes de ellas. Incluso algunos dicen que la Peste Negra catalizó el Renacimiento y la Reforma (renovada religiosidad), el avance tecnológico (compensación para los trabajadores, quizá incluso la invención de la imprenta para reemplazar a los monjes copistas muertos), y avances médicos. La práctica de la cuarentena comenzó durante la Peste Negra, cuando los oficiales venecianos impusieron  un período de aislamiento de 30 días (treintino) que luego se extendió a 40 días (quarantino) para los barcos que arribaban de las áreas afectadas por la plaga.

Hoy un sabático global nos ha sido impuesto. La sociedad del 24/7 a sido retrasada. El distrito de la Zona Roja en Amsterdam está cerrado. La polución en el aire a disminuido, la contaminación acústica amortiguada, la muerte en las calles y la criminalidad se han desplomado, ¡Cómo si el mundo estuviera siendo reiniciado para desacerase del virus! En todos lados la gente esta siendo confrontada con los problemas reales de la vida y la muerte, y el significado de la existencia. Un anuncio a doble pagina en un periódico izquierdista el viernes, Volkskrant, se preguntaba: ¿Puede la historia de la Pascua inspirarnos en esta crisis?

Tercero, la app de las “minorías fieles”:

Dios a trabajado siempre a través de minorías creativas: Desde Abraham a Moises pasando por David y los profetas a Jesús, la iglesia temprana y los fieles mensajeros a lo largo de los siglos. El cristianismo se extendió a lo largo del imperio Romano en la medida que la gente vio el sacrificial cuidado ofrecido a las víctimas de la plaga por los creyentes que vivían como una minoría en un mundo pagano. En siglos posteriores, el clero europeo que ministraba durante las plagas a los enfermos, murió en números desproporcionados.

Las “minorías fieles”, hoy llevan la carga de nuevo desproporcionadamente, trabajadores de la salud en departamentos de CI y hogares de ancianos, creyente y no creyentes, rehusando buscar su propia seguridad; así como políticos, economistas y expertos en salud trabajando día y noche para tomar decisiones sabias para nuestro bienestar, mientras muchos de nosotros nos quedamos en casa con relativa facilidad, seguridad y aislamiento. Estos héroes merecen nuestras oraciones, apoyo y honor. 

Cuarto, la app de la “muerte y resurrección”:

Las pascuas nos recuerdan que la fe Cristiana tiene que ver con la muerte… y la resurrección: Supremamente en Cristo, cuya muerte y resurrección han moldeado profundamente nuestra cultura occidental de maneras raramente reconocidas (como Tom Holland nos explica aquí). Vemos un patrón de muerte seguida de resurrección, apostasía y renovación, declive y resurgimiento, en la historia de la fe Cristiana a través de los tiempos. Hemos llegado a un punto muy bajo en la historia de Europa en lo que a fe respecta, una era sin precedentes en la que muchos parecen encontrar la creencia en Dios como algo imposible. Sin embargo, la plenitud y el vacío de la cosmovisión cerrada y secular se está volviendo cada vez más obvia. Quizás esto es lo que el filosofo Charles Taylor predijo en Una Edad Secular (A Secular Age): «Estamos justo al comienzo de una nueva era de búsqueda religiosa, cuyo resultado nadie puede prever».



Hasta la próxima semana,

Deja un comentario

Inscríbete a la Reflexión Semanal