Un Himno Inspirado

enero 27, 2020

Los playoffs de la UEFA Champions League entre los últimos dieciséis equipos no se reanudaran por otras tres semanas. Y sim embargo, las altas melodías corales del himon familiares para cualquier fanático del fútbol resonaron en el salon Upper Room en Amsterdam mientras dibujábamos una vista panorámica del Antiguo Testamento en nuestra sesión de “la Biblia para tontos” de la semana pasada, con el objetivo de mostrar cuanto La Biblia ha dado forma a nuestra cultura.

¿Pero qué tiene que ver el famoso himno con el Antiguo Testamento?

El compositor ingles Tony Britten fue comisionado por la UEFA para producir una canción que produjera la sensación del pesado sentid de la ocasión, un choque de campeones. “La idea de la Champions League era hacer que el juego volviera a ser hermoso y la música tenía que reflejar esta calidad”, explica Britten en un video de la UEFA sobre el himno. 

La majestuosa instrumentación y los intensos arrebatos corales anticipan las poderosas luchas a punto de presenciarse en las grandes catedrales de fútbol de Europa. La inspiración directa de Britten fue la música real llamada Zadok the Priest (El sacerdote Sadoc), interpretada para las coronaciones de los monarcas británicos desde 1727 cuando George II de Hanover fue coronado rey de Gran Bretaña e Irlanda. La música para la coronación de George fue compuesta por el compatriota alemán del rey, George Frederic Handel, compositor del Oratorio del Mesías.

(Algún día debo escribir una Reflexión Semanal sobre cómo los Alemanes conquistaron Britannia, comenzando con la invasión de los Anglos y los Sajones a través de la historia de un principie alemán de rango medio, George Ludwig, elector de Hanover, (el padre de George II), quien no podía hablar una palabra de ingles en 1714 cuando se convirtió en George I, rey del Reino Unido, y cuyo descendiente sigue sentándose en el trono británico; y de los príncipes de Gales por generaciones, como herederos del trono de les dio novias alemanas, de modo que el alemán era la lengua materna de todos los niños reales; y de la Reina Victoria, que molestó a su gabinete al hablar alemán con su príncipe consorte; e incluso de George V, cuya madre, esposa y primo (el Kaiser) era todos alemanes; y cómo el apellido de la familia real de Sajonia-Coburgo-Gotha se cambió diplomáticamente a Windsor, la princesa Elizabeth (Windsor) adoptó el nombre de Mountbatten-Windsor después de casarse con Philip, príncipe de Grecia y Dinamarca, cuya madre era Battenberg (luego cambiada a Mountbatten), y cuyo padre era un Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, lo cual es muy vergonzoso cuando estas en guerra con alemanes… o cuando intentas salir de Europa. Pero estoy divagando).

Volviendo con Handel y Zadok the Priest (El sacerdote Sadoc). Aunque la partitura musical de Handel para la coronación de George era original, el texto, con otra música se había utilizado en todas las coronaciones inglesas (y luego británicas) desde que Edgar fue coronado rey en Bath Abbey en 973. 

Y aquí finalmente volvemos a la conexión con el Antiguo Testamento. El texto está basado en el capitulo inicial de I Reyes, versículos 39 y 40:  

El sacerdote Sadoc y el profeta Natan ungieron como rey a Salomon. Y toda la gente se regocijaba y decía, ¡Dios salve al rey! !Larga vida al rey! ¡Que el rey viva por siempre! ¡Amen! ¡Amen! ¡Aleluya! ¡Aleluya! (Haz una pausa y míralo aquí)

Mientras leemos el relato bíblico, tenemos la impresión de que fue un asunto desesperado de última hora, nada parecido a lo que esperaríamos que fueran las coronaciones británicas, coreografíadas y programadas en cada segundo. El profeta Natán descubre el plan del hermano de Absalón, Adonías, para reclamar el trono destinado a Salomón. Natan se apresura a instar a Betsabé, madre de Salomon, a decirle a David lo que está ocurriendo. El anciano, enfermo, David instruye a Natan y Bethsabe para que monten a Salomon en su mula, que vayan a un lugar designado donde el sacerdote Sadoc y Natan debería ungirlo con aceite como rey. Lea la historia completa en 1 Reyes capítulo 1. 

A pesar de la advertencia anterior de Samuel a Israel de que no siguiera a otras naciones al elegir a un monarca, el reinado de Salomon se convirtió en el clímax del Antiguo Testamento y la cima de la fortuna de Israel. A partir de la ahí las cosas van cuesta abajo hacia el exilio. 

La tradición británica de todo un milenio se ha construido sobre este escenario bíblico dándole un aura de aprobación divina, con un escenario de catedrales y ceremonias, arzobispos, obispos y coros ricamente vestidos, coronas llenas de joyas coronadas por cruces y grandes multitudes viendo largas procesiones de guardias montados y carruajes a caballo. Habla de autoridad, grandeza, riqueza, poder y gloria. 

Qué es lo que Tony Britten quería capturar. Musicalmente se acerca. Pero cuando lees la letra en los tres idiomas oficiales de la UEFA: Frances, alemán e ingles, bueno…¿que te parece?

Son los mejores equipos/ Son los mejores equipos/ El evento principal/ El master/ El mejor/ El gran equipo/ La Champions/ Una gran reunion/ Un gran evento deportivo/

No, ni siquiera se acerca a la fuente bíblica de inspiración. 

En futuras sesiones de la “Biblia para tontos” exploraremos otros ejemplos de la influencia omnipresente de este notable libro en nuestra cultura y sociedad. 



Hasta la próxima semana,

Deja un comentario

Inscríbete a la Reflexión Semanal