Una Advertencia de Semana Santa

abril 6, 2020

Ayer fue un Domingo de Ramos diferente con las iglesias con sus puertas cerradas en todo el mundo. Ningún niño desfilaba en la iglesia con ramos de palma, por ejemplo, a pesar de los esfuerzos creativos que sin duda fueron realizados para celebrarlo online.

Con mas tiempo de la usual para reflexionar, consideremos el aspecto, que a menudo se pasado por alto, de la Semana Santa que ofrece una oportuna lección para nosotros en Europa y en otros lugares hoy. 

Mientras la multitud vitoreaba a Jesús en Jerusalem, él probablamente no estaba pensando en lo que le estaba por suceder a él, de acuerdo con la descripción de Mateo en el capitulo 21. Solo cinco capítulos más tarde Jesús hace alguna mención de su muerte inminente, dos días antes de la Pascua. 

Mire sus acciones y sus parábolas en los capítulos 21 y 22: la purificación del templo, la maldición de la higuera estéril, la parábola de los dos hijos, la parábola de los labradores malvados, seguida de la parábola de la fiesta de bodas. Ninguno de estos enfocados en su próxima muerte. Lee las siete aflicciones que se mencionan en el capitulo 23 obre los fariseos a lo que llama serpientes y generación de serpientes. Y la terrible advertencia de la casa desolada: Jerusalem y el templo serian destruidos, clarifica Jesús en el capitulo 24 a sus incrédulos discípulos. 

Hasta aquí solo ha hecho una sola referencia velada  su próxima muerte, la historia de los labradores de la viña quienes matan al hijo del dueño. En cambio él habla de su deseo de reunir a los hijos de Jerusalem, pero ellos no estaban dispuestos. Aunque antes de su llegada a Jerusalem él ya en tres ocasiones (16:21, 17:22, 20:17) ha mencionado a los discípulos acerca de la proximidad de su sufrimiento y muerte, y ninguna mención especifica es hecha nuevamente hasta solo unas horas antes de su arresto. 

Hilo conductor

¿Entonces que preocupa sus pensamientos? ¿Cuál es el hilo conductor a través de estas historias y acciones? Claramente es el destino de Israel y de los Judíos quienes no han reconocido el día de su visitación. Considere:

La purificación del templo, la casa de oración para todas las gentes convertida en lugar de mercado y comercio, representa el juicio a las personas quienes han olvidado porque han sido escogidos: Para ser luz a los Gentiles.

La higuera fue maldecida por no llevar frutos. ¿Qué frutos debería haber dado Israel?

¿Quién era el hijo más joven que accedió a cumplir la voluntad del padre, pero no lo hizo? ¿Los judíos? ¿Y el hijo mayor que inicialmente se rehuso pero termino obedeciendo? ¿Los gentiles?

La fiesta de bodas nos cuenta de los invitados (judíos) quienes estuvieron muy ocupados para asistir; los marginados (lease gentiles) fueron entonces invitados a entrar. 

El pasaje clave parece ser la historia de los labradores malvados (21:33-46), quienes matan a los mensajeros del dueño y después a su propio hijo, esperando heredar la propiedad ellos mismos. Jesús le pide a la gente que juzgue: ¿Qué hará el dueño con aquellos labradores? Todos saben la respuesta correcta: “El Señor de la viña, a los malos destruirá sin misericordia, y arrendará su viña a otros labradores, que le paguen el fruto a su tiempo”.

“¡Exacto!” Responde Jesús de hecho. Él entonces agrega: “(por lo tanto) el reino De Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él.”

El versículo mas triste

Piensa en esto. ¡Seguramente ese debe ser uno de los versículos más tristes del Nuevo Testamento! Mientras Pablo nos da una esperanza en lo que concierne a Israel y los Judíos en Romanos capitulo 9 al 11, Jesús en realidad no lo hace.

Notablemente, Jesús no está aquí preocupado con su invasivo sufrimiento personal. En vez de eso el está enfocado en las oportunidades perdidas por su propia gente y las consecuencias trágicas. 

Entonces,¿Qué tiene que ver esto con nosotros en Europa hoy?  

La actual ola de nacionalismo puede tentarnos a repetir el trágico fracaso de Israel: etnocentricidad. En vez de abrazar el propósito De Dios para todas las gentes, Israel se enfoco en ser los Escogidos. Ellos se olvidaron para que ellos habían sido escogidos: Para ser una bendición a todas las naciones del mundo, y ser una luz a todos los pueblos. Muy a menudo una política de “Israel primero”.

En el capitulo 24, Jesús describe la gran comisión en términos de las buenas nuevas del reino De Dios siendo compartidas en medio de todas las naciones del mundo. Ni siquiera sus discípulos entendieron esto al principio. Cuando Jesús se apareció a ellos después de su resurrección, ellos de hecho preguntaron, “Señor, ¿es este es el tiempo cuando harás grande a Israel otra vez?” (Hechos 1:26).

Aquí hay una advertencia para todos nosotros cuando somos tentados a abrazar el nacionalismo religioso y mantener nuestra distancia de extraños “para preservar nuestra herencia Cristiana”. El evangelio es inclusivo, su intención es para todos los pueblos. Somos mejores personas cuando nos comprometemos con el bienestar de los demás, que es “amar a nuestro prójimo”. Especialmente en estos tiempo de crisis global, necesitamos buscar el bien común. 

Que las Semana Santa nos recuerde que el futuro De la Iglesia es Multi-cultural, abrazando cada nación, tribu, pueblo y lengua.       

  



Hasta la próxima semana,

Deja un comentario

Inscríbete a la Reflexión Semanal